Preparadas para el frío

Llegó el Otoño, la Seronda, que decimos por aquí, con ella se van las hojas de los árboles y viene el frío. Cada vez hay menos horas de luz y muchas menos de sol y las abejas se preparan para pasar el frío invierno. Dada la situación a estas alturas en Outurelos ya hemos sacado la miel de todas nuestras colmenas.

Aquí radica una de las grandes diferencias entre la producción artesanal y la industrial. Una colmena come entre 6 y 9 kilos de miel a lo largo del invierno, dependiendo de muchos factores: la cría que tengan todavía, o lo que trabajen antes del invierno (a más trabajo, más gasto energético y más consumo de miel por su parte). En Outurelos dejamos todos esos kilos y unos cuantos más en cada colmena, rechazando alimentarlas con “extraños” y “milagrosos” preparados, brebajes o glucosas.

Después de estar trabajando todo el año codo con codo con nosotros, ¿no merecen nuestras abejas parte de la miel que han estado elaborando durante todo el año para pasar con ella el invierno?. Sólo hay una respuesta: Sí.

A lo largo del invierno hay que controlar que no hay incidencias en el colmenar, que no se ha caído ninguna colmena o ningún árbol. Apiñadas pasarán el invierno con fuerzas para arrancar en primavera tan bien como lo hicieron este 2010.

Ahora transcurrida la fase productiva, nos queda seguir vendiendo nuestra producción de miel de brezo primavera, castaño, milflores y brezo otoño.

Feliz seronda a todos!

También puede gustarte...